domingo, 21 de septiembre de 2014

Tarta de piña invertida - Bienvenido Otoño!!

21-24 de Septiembre, entre ellas está la fecha establecida para decirnos que el verano ha acabado.  Este año... Será el próximo martes!

Tarta de piña invertida - Pineapple upside down cake

Me entristece pensar que mi estación favorita del año ya ha pasado y que me quedan 9 meses de espera para que vuelva a llegar! Sólo espero que el Otoño no entre de golpe, que se comporte y nos alargue un poco más el buen tiempo de este último mes de verano!

Por otro lado, el hecho que las temperaturas bajen, hace que mi horno se encienda automáticamente y si bien decimos adiós a los postres fríos y a los helados de este verano, damos la bienvenida a las galletas, a los bizcochos y a las tartas como la de hoy!

Tarta de piña invertida - Pineapple upside down cake

Tarta de piña invertida - Pineapple upside down cake

La tarta de piña invertida es una tarta muy tradicional que se viene preparando desde hace muchos años. La preparaban nuestras abuelas y nuestras madres, quien no recuerda las latas de piña en almíbar en casa, y me da la sensación que las nuevas generaciones de reposteras hemos olvidado un poco.

Hablo por mi, pero en los 4 años que llevo con el blog, el día 7 de Septiembre cumplí 4 años como blogger, no le había dedicado ni una entrada a esta facilísima tarta!

Tarta de piña invertida - Pineapple upside down cake

Hasta hoy! Ya le he puesto remedio y he elegido este postre para inaugurar el Otoño!

A comprar latas de piña y cerezas en almíbar toca! Apuntar, guardar, pinear o copiar la receta para no perderla!


Tarta de piña invertida - Pineapple upside down cake


Tarta de piña invertida

Fuente: Velocidad Cuchara


Para un molde de 18-20cms.



Ingredientes:


  • 4 huevos medianos  ( en mi caso pesaron 230gr.) a temperatura ambiente
  • El peso de los huevos ( o sea, los 230gr.) de:
    • mantequilla blanda
    • azúcar
    • harina
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Una pizca de sal
  • Un chorrito de aroma de vainilla
  • 1 lata de piña en almíbar
  • Cerezas confitadas


Preparación:


Precalentar el horno a 180º y forrar un molde redondo ( desmontable o no) con papel sulfurizado.

Sacar las rodajas de piña de la lata y dejar escurrir. Reservar el almíbar para luego.

Pesar los huevos, con cáscara, y separar el resto de ingredientes: mantequilla, azúcar y harina en función del peso obtenido.

Batir la mantequilla hasta que tenga una textura de pomada y añadir seguidamente el azúcar. Batir los dos ingredientes hasta que la crema quede esponjosa ( aumentará de volumen) y blanquee. 

A continuación, ir añadiendo los huevos de uno en uno y sin dejar de batir. 

Mientras se baten los huevos, mezclar la harina junto con la levadura y la sal y una vez estén los huevos incorporados a la crema de mantequilla y azúcar, añadirla.

Mezclar a temperatura baja hasta que se integre y acabar de incorporar a mano con una espátula. Reservar.

Preparar la decoración de la tarta:

Como la piña ya estará bien escurrida, disponerla en la base del molde junto con las cerezas de la forma que más os guste. Podéis partir las rodajas por la mitad y colocarlas una al lado de la otra, alternarlas con cerezas o colocarlas enteras. Imaginación!!

Una vez estén dispuestas por la base del molde, verter la masa sobre ellas. La masa quedará espesa por lo que es mejor que vayáis echando y repartiendo a la vez cucharadas de masa por todo el molde. Después, una vez ya casi haya quedado la base cubierta de masa, alisar bien para que quede repartida y no queden huecos. 

Darle un par de golpes sobre la encimera y al horno!

Hornear de 40-50 minutos a 170º.

A los 30 minutos, chequear y a partir de ese momento, pinchar cuando creáis oportuno para comprobar que esté hecho.

Retirar del horno y dejar templar en el molde.

Mientras esté caliente, pinchar toda la base con un tenedor y después pintar con el almíbar de piña que habíamos reservado para que la tarta quede aún más jugosa.

Cuando podáis tocar el molde con las manos, darle la vuelta y desmoldar con cuidado.

Conservar en una tartera con tapa hermética.

Disfrutar acompañada de un buen café o té!

Tarta de piña invertida - Pineapple upside down cake


Notas:


  • La piña se puede sustituir por cualquier otra fruta: melocotón, albaricoques, manzana, plátano e incluso fresas pero siempre tener la precaución de que estén bien escurridas.
  • No tiene que quedar una tarta muy alta, por lo que si tenéis un molde inferior al que he usado, hacerla de 3 huevos.
  • Los laterales del molde también se pueden decorar con piña. Como he dicho antes… imaginación!
  • Es una tarta con un intenso sabor a mantequilla, por lo que a quienes no les guste, que se abstengan!
  • Se conserva bien tapada de unos 4-5 días.

sábado, 13 de septiembre de 2014

Remedio contra la depresión Post-Vacacional!!

Sólo han sido 2,5 semanas - 21 días - 504 horas - 30.204 minutos y 1.812.240 segundos de descanso y me siento como nueva! Lista para volver a empezar, a trabajar y a seguir disfrutando!

He vuelto relajada, feliz y... morena!!! Esto último ha sido lo más difícil ya que ' sufro' de piel blanca como la leche y 11 meses al año me los paso de color casi transparente! Algunos pensaréis, exagerada! Quienes me conocen pensarán ' qué va, es cierto'!

Y para empezar el nuevo curso he escogido la receta de un helado, así parece que las vacaciones continúan!


Como el bikini ya lo he guardado y queda mucho para que vuelva a ver la luz, he preparado un helado potente-potente: mantequilla de cacahuete, servido en forma de sandwich, con cookies de chocolate!!!!

Ahí queda eso! Quién se atreve?



Irresistibles, verdad? 

Hace tiempo leí que la mejor manera de no caer en una depresión post-vacacional era continuar, una vez en casa, de vacaciones. Es decir, no empezar con la rutina del día a día de golpe, sino continuar saliendo por las tardes, comiendo a horarios diferentes, disfrutando del buen tiempo que aún hace y sobre todo, sobre todo… continuar comiendo lo que queramos! Nada de dietas a la vuelta!!!

Como véis, yo me lo tomé al pie de la letra y de momento, 1 semana después de la vuelta, sigo permitiéndome algún lujito culinario que me lleva de vuelta a esos días felices y sin preocupaciones!!!

Mi objetivo es que vosotros también sigáis el consejo de ese sabio/a!



Conseguirlo es muy fácil, sólo tendréis que seguir estas instrucciones e ir preparando estos útiles:

  • Heladera
  • Recipiente hermético con tapa
  • Fuente rectangular preferiblemente de metal ( yo usé este molde de Pyrex que por sus asas lo hacen súper práctico)
  • Cortador de galletas redondo del tamaño de las cookies
  • 1 bol con agua caliente donde sumergir el cortador







Sandwiches de helado de mantequilla de cacahuete

Fuente helado: Libro Polos & Helados de Sandra Mangas 

( La receta de la felicidad)



Ingredientes:

  • 300gr. de mantequilla de cacahuete
  • 200gr. de leche condensada
  • 200ml. de leche entera o semi
  • 100ml. de nata para montar
  • 1 paquete de cookies crujientes y con muchos chips de chocolate

Preparación:


Al tratarse de un sandwich de helado, debéis contar con al menos 1 día de reposo.

Empezaremos preparando el helado:

 - En un cazo poner todos los ingredientes y llevar a ebullición. Remover hasta obtener una mezcla homogénea y retirar del fuego. Dejar enfriar un poco y una vez templado, verter la crema en un recipiente con tapa y meter al frigorífico.

La mezcla se tiene que enfriar antes de mantecar en la heladera, por lo que debe reposar en la nevera al menos 1 noche.

Pasado el tiempo de enfriado… 

-  Montar la heladera, verter la crema fría y mantecar siguiendo las instrucciones del fabricante. 

-  Preparar el recipiente o molde rectangular forrándolo con papel vegetal y dejando que sobresalga por todos los lados.

- Una vez el helado esté cremoso y empiece a endurecer, lo verteremos en el molde, lo cubriremos con film transparente ( sin que toque el helado) y lo dejaremos que se congele un poco más en el congelador. 

- Una vez firme,  lo sacaremos del congelador y lo dejaremos unos 15 minutos en la encimera. 

- Pasado el tiempo, lo destaparemos y sacaremos del molde ayudándonos del papel y sumergiremos el cortador de galletas en el bol de agua caliente.

- Con cuidado, iremos cortando circunferencias de helado con el cortador seco y formaremos los sandwiches con las cookies.

- Colocaremos los sandwiches en otro recipiente con tapa y devolveremos al congelador hasta la hora de consumir.

Ahora sólo faltará seguir mi consejo y disfrutarlos!!


Notas:


- Hay dos variedades de mantequilla de cacahuete: con y sin trozos. Yo usé la primera porque me gusta encontrar trocitos en el helado, pero podéis usar la que más os guste. 

- Las cookies las podéis preparer vosotros mismos o sustituirlas, si lo preferís, por galletas maría ( las hojaldradas quedarán mejor).

- El truco del cortador mojado en agua caliente es perfecto para conseguir que el helado quede bien cortado y lisito!

- Si queréis rematar la jugada, deshacer un poco de chocolate negro en el micro, añadirle un poco de aceite de girasol, remover y sumergir la mitad de cada sandwich en él y congelar de inmediato.

- Si os gusta preparar helados en casa os recomiendo que no os perdáis las recetas de helados que tengo ya publicadas, como las de Chocolate & ConguitosCanela, After Eight…)

- Y no os perdáis el libro de Sandra, hay recetas e ideas súper divertidas y originales! Eso sí… una vez empezada la dieta… guardarlo en el cajón de los bikinis!!

domingo, 17 de agosto de 2014

Polos bicolor!!

Una nueva receta de Polos para preparar en casa!

Receta de polos caseros

Las vacaciones ya se acercan y se me acumula el trabajo! Quiero dejar unas cuantas recetas y posts preparados para que podáis leerlos mientras yo me esté tostando al sol de Ibiza & Formentera!

Qué ganas tengo!!! Sólo una semana más!!

Mientras no llegan, intento disfrutar del verano lo máximo que pueda, por eso paro muy poco por casa y apenas preparo nada a parte de recetas fáciles, rápidas y frescas como los polos de melón y yogur que os propongo hoy.

Receta de polos caseros

Receta de polos caseros

Le estoy cogiendo el gustillo a esto de hacer polos caseros saludables. Estoy intentando reservarme para las vacaciones ya que ir de vacaciones sin poder permitirse algún capricho es una mala idea! En vacaciones hay que disfrutar y hacer lo que nos apetezca, sin remordimientos!

Como de momento sigo por aquí… el único capricho que puedo darme son polos como estos! Que os aseguro que no tienen nada que envidiar a otros postres más calóricos!

Receta de polos caseros


Polos de Melón & Yogur

Fuente: Donna Hay Magazine


Para 6 polos


Ingredientes:

  • 1 melón cantaloupe
  • 2 yogures griegos azucarados (250gr)
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 110gr de azúcar ( opcional)
  • zumo de limón 
  • 60ml. de agua

Preparación:


Cortar y triturar el melón con la ayuda del turmix junto con el azúcar si es que el melón no estuviera dulce. Veréis que queda bastante espeso por lo que es mejor incorporarle un poco de agua y zumo de limón para hacerlo más líquido. La cantidad depende de vuestro gusto, cuando veáis que se vierte fácilmente.

Llenar los moldes para polos que hayáis escogido hasta la mitad. Tapar y congelar sin el palito. 

Dejarlo congelar unas 2 horas en el congelador. Puede que se congelen antes, dependiendo del tamaño de vuestros moldes, por lo que es mejor comprobar a la hora si ya está la primera capa endurecida o no.

Mientras, preparar la capa de yogur,

Verter los 2 yogures en un bol y añadir los 60ml de agua y la vainilla. Mezclar bien.

Sacar los polos del congelador y llenar hasta el borde con la mezcla de yogur. Colocar el palito y congelar. 

Ahora sí debéis dejarlos congelar un poquito más: de 4 a 5 horas aproximadamente.

Transcurrido el tiempo, sacar del congelador, desmoldar y disfrutar!!

Receta de polos caseros


Notas:

  • Para desmoldar, mojar los polos con el molde en agua caliente unos segundos. Veréis como se desmoldan en un periquete.
  • Podéis hacer más capas si queréis. Siempre deberéis dejar que la primera se congele antes de colocar la siguiente.
  • Los moldes que yo he usado son de la marca Zoku y son de silicona, súper fáciles de desmoldar!
  • Si tenéis la máquina para polos Zoku, los tendréis listos en 10 minutos!
  • Si no os gusta mucho el melón, se puede sustituir por melocotón, naranja u otra fruta de color intenso, para que se vea el contraste con el yogur.
  • Una versión más ligera, sería sustituyendo el yogur griego por yogur natural desnatado. No quedarán tan cremosos pero estarán igual de buenos!

lunes, 11 de agosto de 2014

Los "Pops" del verano!

Os presento la versión veraniega de los Cake Pops:

Ice Cream Pops

Sin hornear, sin desmigar ni modelar!

Simplemente rellenar, congelar y decorar! Quién se apunta?

Ice Cream Pops

Cómo lleváis las altas temperaturas de estos días? Yo voy de aire acondicionado en aire acondicionado: de casa al coche y del coche a la oficina y a la inversa, sin pasar demasiado por la calle!! 

Si algún día dije, que lo hice, que quería que hiciese calor… lo retiro!!!

Estaría todo el día en remojo, pero trabajando es complicado. 

Suerte que existen los helados!!!! Y helada es la propuesta que os traigo hoy, la cual consiste en unos sandwiches de galleta y helado caseros con palito! Como si de una piruleta se tratara!

Ice Cream Pops

Para prepararlos no necesitaréis mucho tiempo ya que los ingredientes que utilizo para hacerlos son todos "comprados"; tanto las galletas como el helado! Simple y rápido!

Podéis hacerlos del sabor que más os guste y decorarlos con Lacasitos, nonpareils de colores, bolitas de chocolate, mini nubes, almendra o avellana picadita, etc… vuestra imaginación marca el límite!

Ice Cream Pops

Ice Cream Pops

A los niños les encantarán y a los mayores ni os cuento!

Ice Cream Pops

Material necesario:

  • Palitos de Cake Pops
  • Cortador redondo de galletas del tamaño de las galletas María


Ingredientes:


  • Galletas Maria Hojaldrada
  • Helado en barra del sabor que más os guste ( tipo corte): nata, vainilla, fresa…o tricolor!
  • 200gr. de chocolate de cobertura
  • 200ml. de nata para montar
  • Lacasitos, Nonpareils de colores… para decorar


Preparación:


Sacar el helado del congelador y hacer cortes de 1,5-2cms. de grosor. 

Colocarlos en horizontal sobre papel vegetal y recortar usando el molde redondo de galletas para darle forma al helado. Colocar sobre una galleta María y tapar con otra haciendo un sandwich.

Guardar sobre una fuente o plato plano protegida con papel vegetal y meter al congelador para que se endurezcan.

Mientras, preparar la ganache de cobertura.

Partir a trocitos el chocolate de cobertura y colocarlo en un bol ancho.

Calentar la nata y cuando rompa a hervir, verter sobre el chocolate. Dejarlo reposar, sin remover uno o dos minutos y después, mezclar usando una espátula y dejar templar unos 5 minutos.

Verter la ganache a un vaso ancho donde quepan las galletas y lo suficientemente profundo para poder bañar la galleta.

Sacar los sandwiches de helado y galleta del congelador, colocarles el palito en el medio y bañar en la ganache. Dar vueltas al sandwich con el palillo para retirar el exceso de chocolate y colocar de nuevo sobre la fuente. Decorar de inmediato, antes de que el chocolate solidifique.

Congelar de nuevo. Esta vez, dejar reposar unas 3-4 horas para que se congele bien.

Y listos para comer! 


Ice Cream Pops

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...